Internacional

Ronaldinho habló por primera vez desde que está en prisión: "Ojalá que dentro de poco esto se acabe"

El brasileño rompió el silencio mientras se encuentra detenido en un hotel de Paraguay: lo primero que hará cuando salga en libertad, el agradecimiento a sus compañeros en la Agrupación Especializada y su explicación de lo sucedido

El gol de Ronaldinho en la cárcel de Paraguay

Ronaldinho se encuentra detenido en Asunción, Paraguay, desde el 6 de marzo, por presentación de presunta documentación falsa. Además, es acusado de ser parte de una banda que se dedica al lavado de dinero. Desde el 7 de abril, se encuentra en prisión domiciliaria en un hotel.

El brasileño habló por primera vez al respecto. "Yo tengo mi fe, siempre hago mis oraciones para que las cosas salgan bien y bueno, ojalá que dentro de poco esto eso se acabe. Fue un golpe duro, nunca imaginé que pasaría por una situación así. Toda la vida he buscado llegar al más alto nivel profesional y llevar alegría a la gente con mi fútbol", indicó.

"Nos quedamos totalmente sorprendidos al saber que los documentos no eran legales. Desde ese entonces nuestra intención ha sido colaborar con la Justicia para aclarar el hecho como lo vinimos realizando desde el principio", se excusó en diálogo con ABC Color de Paraguay.

De todos modos, "Dinho" aseguró que mantiene la esperanza. "Esperamos que puedan utilizar y confirmar todo lo que aportamos en cuanto nuestra posición en el caso y que podamos salir de esta situación en la brevedad posible", subrayó.

Además, le agradeció a las personas con las que compartió tiempo en la Agrupación Especializada durante sus primeros 31 días detenido. "Todas las personas con las que tuve la oportunidad de compartir en la Agrupación me han recibido con amabilidad; jugar al fútbol, autógrafos, fotos, es parte de mi vida, no tendría ningún motivo de dejar de hacerlo, mucho más con personas que estaban viviendo un difícil momento al igual que yo", recordó.

Por último, dijo qué será lo primero que hará cuando salga en libertad. "Lo primero será dar un beso grande a mi madre, que vive estos días difíciles desde el inicio de la pandemia del Covid-19 en su casa. Después, será absorber el impacto que esta situación ha generado y seguir adelante con fe y fuerza", completó.

Comentarios