Internacional

Racing, el primer campeón de la Supercopa

En 1988 se estrenó un nuevo torneo internacional en Sudamérica para reunir a todos los campeones de la Libertadores y la Academia dio la vuelta olímpica de la mano del equipo dirigido por Alfio Basile

Por Federico Del Río

Es cierto que Racing tuvo que esperar muchos años para dar una vuelta olímpica después de coronarse campeón del Mundo en 1967, con el histórico Equipo de José. Pero antes del 2001 y el paso a paso de Mostaza Merlo que cortó la sequía de 35 años sin títulos locales, hubo otro Racing campeón que llevó a Avellaneda una copa internacional. Fue el 18 de junio de 1988 cuando el plantel que dirigía Alfio Basile se coronó en Belo Horizonte frente al Cruzeiro y se trajo la primera edición de la Supercopa.

Por entonces, la Confederación Sudamericana de Fútbol, hoy conocida como Conmebol, decidió sumar una nueva competencia al calendario internacional y creó la Supercopa de la que participaban únicamente los clubes que habían salido campeones de la Copa Libertadores. El sistema de disputa fue muy particular porque al ser 13 equipos, se armaron seis llaves eliminatorias a modo de octavos de final, aunque uno de los ganadores pasaría directo a la semifinal y a los otros cinco clasificados se le sumaría Nacional de Montevideo para formar las tres llaves de los cuartos de final.

Justamente cayó en la llave favorecida con el salto de una ronda, por lo cual el equipo de Basile enfrentó al Santos de Brasil, le ganó 2-0 en Avellaneda, empató 0-0 como visitante y así pasó directamente a las semifinales. Ahí tenía que esperar por el ganador de River y Gremio, y le tocó cruzarse con los de Núñez. Primero fue en el Cilindro, donde Racing ganó por 2-1 y luego se jugó en el Monumental, donde los locales ganaban 1-0 y conseguían la clasificación a la final gracias al gol de visitante que habían conseguido una semana antes. Sin embargo, en el minuto 90, un cabezazo de Néstor Fabbri puso el 1-1 que llevó a Racing al cruce decisivo.

Ahí fue donde los de Basile se encontraron con el Cruzeiro y se trajeron la Supercopa desde Brasil. El 13 de junio se disputó la primera final, en Avellaneda, y Racing ganó 2-1 con goles de Walter Fernández y Colombatti. El paso inicial estaba dado, sólo faltaba al menos empatar como visitante y en el Mineirao, la Academia se adelantó sobre el final del primer tiempo gracias a Catalán. Recién cuando faltaban 10 minutos para terminar, los brasileños lograron empatar y buscaron el otro gol que los llevara a los penales. Pero Racing resistió y pudo gritar campeón después de 21 años.

Comentarios