Internacional

"Nunca me llamó Riquelme, lo que va a pasar mañana yo no lo sé", aseguró el futbolista brasileño Felipe Melo

El carismático jugador se refirió a su pasión por el Xeneize y soltó: "la Bombonera es uno de los campos más locos del mundo"

Feliipe Melo habló de sus chances de llegar a Boca. Foto: EFE(EFE)

Feliipe Melo habló de sus chances de llegar a Boca. Foto: EFE | EFE

Felipe Melo es conocido no solo por la pasión e intensidad con la que vive los partidos, sino además por su carisma a la hora de salir a hablar o dar una entrevista.

El extrovertido defensor brasileño volvió a tomar la palabra y se refirió a su simpatía por Boca, algo que mostró en más de una oportunidad a través de sus redes sociales. "Boca Juniors empezó cuando era pequeño, antes que nada por Maradona. Comenzó de pequeño, en partidos de campeonato argentino, el Clausura, ver a Boca Juniors, la mítica Bombonera, siempre me encantó eso. Después me encantaba Schiavi, quien ya me escribió por Instagram para que nos pusiéramos en contacto. Y Palermo, que igual no tenía tantísima calidad pero hacía goles todos los partidos. Y Riquelme que, bueno, hacía cosas increíbles. Después llegó el brasileño que jugaba en Paysandú (Iarley), que empezó a traer más a Boca a Brasil, de la mítica Bombonera. Desde pequeño siempre me gustó Boca Juniors", contó el jugador de Palmeiras.

El futbolista sonó varias veces para llegar al club aunque nunca se dio. "He visto hablar, se enojaron porque 'éste quiere jugar en Boca'. Yo no quiero salir de Palmeiras. Cuando llegué no amaba a Palmeiras. Quiero mejorar mi historia en el fútbol, amo el club", aclaró. Pero también avisó que "de Boca hablo porque es una pasión argentina, pero en la Libertadores soy de Palmeiras. Ahora es más fácil. Hablo no porque quiero jugar, pero hablo menos porque la gente se enojó."

Sin embargo, Melo dejó abierta la puerta y aseguró también que "a la pregunta, digo que nunca me llamó Riquelme; lo que va a pasar mañana yo no lo sé. Yo intento hacer en el presente lo mejor porque no se sabe qué va a pasar mañana." En caso de llegar al fútbol argentino, sostuvo además que no lo haría por el dinero: "a esta altura de mi carrera ya no pienso en eso sino en desafíos, como el que hoy tengo en Palmeiras."

Melo contó además que tiene una camiseta de Boca, la de Tobio (que también pasó por el Palmeiras) mientras que consultado por cómo describiría a la Bombonera en una noche de Copa, el defensor ensayó una larga respuesta: "Se puede comparar con el campo de Palmeiras de noche también. En las semis del 2-2 contra Boca era una cosa de locos el Palestra Italia, nuestra cancha estaba llena. Cantaban todos. Son partidos diferentes. Nosotros jugamos contra el Real Madrid en un 3-2 con el Galatasaray y, con todo respeto, nunca he visto en mi vida eso, de locos. No conseguía escuchar lo que mis compañeros decían. Gritaban 95 minutos, 60 ó 70 mil personas. Entonces, la Bombonera es como la del Palmeiras y la del Galatasaray, uno de los más locos del mundo."

El jugador recordó también cuando sentenció que Boca iba a ganar la Superliga por sobre River. "Sabía que iba a pasar. En la Bombonera iba a ganar seguro. Hablo de Boca porque en la Argentina soy de Boca, y tengo todo el respeto por River, Racing, Independiente... Pero Boca no es un amor como estoy enamorado del Palmeiras. En Alemania soy del Borussia Dortmund, en España me gusta el Barcelona, en Italia soy hincha del Inter. Hay mucha gente que tiene miedo de hablar y yo no tengo miedo de hablar."

Finalmente, y en diálogo con Olé, el brasileño se refirió a sus duelos ante Messi y no ahorró en elogios. "Jugué mucho contra Messi. Yo me acuerdo de que Messi no es de hablar mucho en los partidos. Es especial porque si le pego una patada, se levanta y viene por otra patada. No tiene miedo. Está entre los tres mejores de la historia, es una cosa de locos. Me acuerdo de cuando jugamos en Rosario (Eliminatorias) porque era un partido muy importante para Argentina. Nosotros metimos 3-1 y jugamos muy bien, era una Argentina con Verón, uno de mis máximos ídolos de mi vida, que me encantaba. Messi no hizo mucha cosa, eso lo voy a llevar para mi nieto, hijos, para mi historia: al menos en ese partido hemos parado a Messi", cerró.

Comentarios