Internacional

"No me gusta ir a la cancha porque me da mucha nostalgia", confesó el ex delantero paraguayo Salvador Cabañas

El ex delantero de América de México y la Selección Paraguaya de fútbol contó cómo vive 10 años después del ataque que lo marginó del fútbol y su frustrado pase al Manchester United

Salvador Cabañas, ex delantero de América(América)

Salvador Cabañas, ex delantero de América | América

En una charla mano a mano con Hernán Castillo y Hernán Feler por TNT Sports, Salvador Cabañas  reconoció: "Hoy en día no me gusta ir a la cancha porque me produce mucha nostalgia. Cada vez que me invitan a ver un partido y me acerco al estadio me pongo triste porque me dan ganas de pisar el campo de juego y jugar. De todas formas, cuando acepto y voy, la gente me saca una sonrisa porque me pide autógrafos y fotos. La verdad que eso ayuda mucho, pero sinceramente es muy difícil. Tuve que trabajar mucho en la parte psicológica para salir adelante. Hoy por suerte estoy recuperado y puedo dar charlas a los más chicos de cómo sobreponerse a las adversidades y salir adelante". 

Al ser consultado sobre su deseo de seguir ligado al fútbol como entrenador, Salvador Cabañas fue claro y sentenció: "Siempre voy a estar agradecido al fútbol porque me dio mucho, pero me quiero retirar completamente y solo dedicarme a mis negocios personales. Pero sí, quiero seguir vinculado a través de los complejos deportivos que tengo, eso sí me hace muy bien. Yo hubiese podido seguir jugando porque desde lo físico estaba bien, mi problema es la visión, pero decidí que lo mejor es no seguir, no puedo quejarme porque disfruté de 20 años de carrera que fueron hermosos". Por último, desde su casa en Paraguay, el ex delantero recordó su frustrado pase al fútbol inglés y lanzó: "Por ese episodio que viví me perdí la chance de jugar en el Manchester United, tenía todo arreglado, terminaba la temporada con América y me iba para Inglaterra. El destino quiso otra cosa y no reniego de eso". 

Un 25 de enero de 2010, a las 6 de la mañana, su vida cambiaría para siempre. El por entonces jugador del América de México se encontraba junto a su esposa en una discoteca al sur de la Ciudad de México. Según testigos en el lugar, luego de una discusión en los sanitarios del bar, fue agredido por dos personas recibiendo un disparo en la cabeza. Milagrosamente se salvó y cuatro meses después volvió a su casa luego de estar internado, pero ya nada sería igual.  En 2012, tras una gran recuperación, volvió a pisar el campo de juego y entrenarse con su querido 12 de Octubre en Paraguay. Finalmente en 2014, luego de idas y vueltas, decide poner fin a su carrera y priorizar su salud.  

Salvador Cabañas surgió de las inferiores de 12 de Octubre en su Paraguay natal, donde logró debutar en 1998. Luego de un breve paso por Guaraní, fue transferido al fútbol chileno, donde vistió la camiseta de Audax. La carrera del delantero explotaría en su llegada a la liga mexicana, primero para jugar en Jaguares y luego vestir los colores del América entre 2006 y 2010. No solo fue ídolo en México. También logró ganarse el cariño de su amado Paraguay, donde defendió los colores de la selección entre 1997 y 2009, disputando el Mundial de Alemania 2006.

Comentarios