Internacional

"No les ganamos por ese tipo, el del arco... Es una bestia", la queja de Nico Sánchez sobre Alisson

Nicolás Sánchez, futbolista de Rayados de Monterrey, recordó el partido ante Liverpool en el Mundial de Clubes y le tiró flores al arquero Alisson

Nicolás Sánchez, futbolista de Rayados de Monterrey, recordó el partido ante Liverpool por las semifinales del último Mundial de Clubes y se lamentó por la ajustada derrota 2-1 de su equipo ante el club inglés. El ex zaguero de Chicago aprovechó para destacar la actuación del arquero Alisson.

"Para mí, no le hicimos el segundo gol por el animal que tienen en el arco. Ese tipo es una bestia, no puede atajar tanto. Ellos hoy son los mejores, el mejor equipo del mundo. Pero nosotros nunca le jugamos con miedo, siempre con respeto por lo que son. Pero nunca con temor y miedo a que nos goleen, como todos esperaban acá en México, creían que nos iban a meter cinco goles, ja", sostuvo el ex River y Racing, en diálogo con TNT Sports.

Y en la misma línea, agregó: "Lo mejor que hicimos fue jugar totalmente liberados y cada uno dar lo máximo, sin ningún miedo. Pudimos hacerlo y estuvimos cerquita de ganarlo. Cuando hace el gol (Roberto) Firmino, fue un bajón. Pero dimos todo... no puedo reclamar nada. No le ganamos por ese tipo, el del arco. Era increíble, en todo el segundo tiempo yo decía que le íbamos a ganar, que estábamos cerca, hasta que llegábamos a Alisson, ja...".

"Después el centro que tira Alexander Arnold es increíble, no lo esperábamos, ellos no te perdonan. El resultado termina siendo justo y la verdad que yo me fui contento con todo lo que hicimos. Nosotros los conocíamos, ellos a nosotros no sé qué tanto nos conocían, es la realidad. Me hubiese gustado saber qué pensaban ellos de nosotros... Carlos Rodríguez, nuestro enganche, hizo el mejor partido de su carrera contra el Liverpool. Esas cosas me llenaron, que el equipo juegue así, me llenó", complementó.

Por último, contó que se pudo llevar la camiseta de Mohamed Salah: "Nosotros ganamos la Concachampions en mayo y el Mundial era en diciembre. Mi hijo ya sabía que estábamos cerca de enfrentar a Salah, él quería una foto. Yo sabía que era difícil porque la organización es quisquillosa. No pasa nadie que no esté acreditado. Se respeta todo mucho, no entra nadie sin membrete. Y cuando termina el partido, le pregunté en inglés si se animaba a sacarse una foto con mi hijo... Con la mejor me dijo que sí, que lo lleve al vestuario".

"Se estaba yendo y yo decía: 'Me voy a quedar sin nada'. Pero me le volví a acercar y le pedí la camiseta de paso, ja. Y me la dio sin problema, sin mala cara. No me llevé la foto, pero sí la camiseta por lo menos", cerró.

Comentarios