Internacional

Mateo Klimowicz, el novato que elige la Bundesliga y provoca nostalgia en Argentina

El cordobés eligió jugar para Alemania, pero en la AFA no se rinden. Mientras tanto, acaba de ser seleccionado entre los mejores jóvenes del torneo teutón.

Por Enrique Gastañaga

Mateo Klimowicz eligió Alemania(EFE)

Mateo Klimowicz eligió Alemania | EFE

Jugando detrás de los delanteros, sin problemas para girar hacia cualquiera de los dos perfiles, con repentización y cambio de ritmo, a veces saliendo de situaciones de encierro con una especie de bailecito elegante parado encima de la pelota, Mateo Klimowicz cada vez se hace más fuerte en el fútbol alemán. Mientras tanto, desde Argentina se lo observa con una cierta nostalgia pero sin resignación...

El cordobés que cumplirá 21 años el 6 de julio fue elegido por la Bundesliga como uno de los seis candidatos a ganar el “Rookie of the season”, ese premio que se le entrega al mejor novato de la temporada y que en la edición 2019/2020 atrapó el canadiense Alphonso Davies

Estaciona Klimowicz en este sitio especial por las singularidades de su juego, dibujadas casi siempre como mediocampista ofensivo, apenas un puñado de veces como centrodelantero. Jugó en 25 de los 32 partidos del Stuttgart. En 12 arrancó como titular. Gritó un gol y aportó tres asistencias.

No se insinúa como una competencia sencilla para Klimowicz. Sus tres grandes rivales parecen ser Jamal Musiala (talento del Bayern Munich), Jude Bellingham (el inglés que luce en el Dortmund) y Silas Wamangituka (su compañero congoleño del Stuttgart). Los otros dos seleccionados son el estadounidense Matthew Hope (del Schalke 04) y el japonés Ritsu Doan (del Arminia Bielefeld).

Mateo es hijo del “Granadero” Diego Klimowicz. Debutó en Instituto a los 16 años. Luego, el Stuttgart puso 1.500.000 de euros por el 90 por ciento del pase y se lo llevó. Hay otros 400.000 que el club cordobés cobra según distintos objetivos. La explosión en la Bundesliga ocurrió en esta última temporada, con el equipo de nuevo en Primera y a la par de otro argentino, Nicolás González.

Si a Mateo Klimowicz desde Argentina se lo mira con algo de nostalgia es porque ha elegido jugar para la Selección Sub 21 de Alemania. En ese país atravesó gran parte de su infancia y creció observando cómo papá Diego entre 2002 y 2011 celebraba goles con el Wolfsburgo, con el Dortmund y con el Bochum. Se nota que aquel tiempo lo marcó... 

Fernando Batista, DT del Sub 20 y del Sub 23 celeste y blanco, lo contactó varias veces a Klimowicz porque lo tenía en la lista de posibles citados para los Juegos Olímpicos de Tokio, pero el cordobés en los últimos amistosos de marzo prefirió ponerse la camiseta alemana para enfrentar a Hungría, Holanda y Rumania

Si a este novato que asombra en la Bundesliga también desde Argentina se lo sigue sin resignación es porque en la AFA no se rinden. Ya para los Juegos de Tokio parece imposible que cambie de postura. Pero mientras no juegue en la Mayor de Alemania tendrá tiempo para cambiar de opinión y elegir la celeste y blanca. Lo avala el reglamento. Se verá.

Comentarios