Internacional

Los dos jugadores de la NBA que decidieron no regresar para la vuelta del campeonato: Davis Bertans y Trevor Ariza

Los basquetbolistas anunciaron que no se presentarán para el reinicio de la temporada pese a las pérdidas económicas que les ocasionará su decisión de no jugar

 (NBA)
(NBA)

Con el regreso de la liga de básquet más importante del mundo a la vuelta de la esquina, varias piezas de un complejo rompecabezas empezaron a moverse. La fecha marcada en el calendario es el próximo 30 de julio, y las discusiones no se hicieron esperar. Con la situación de aislamiento en Orlando y las protestas raciales como marco, emergieron dos facciones entre los propios jugadores profesionales. La mayoría, por ahora, elige regresar a las canchas. Pero hay una minoría que está del otro lado.

La NBA ya lo anunció: ni la liga ni sus franquicias podrán oponerse a la decisión individual de un jugador de no arriesgar su salud. Tampoco habrá sanciones por optar por no jugar. Aún así, la cláusula de descuento de la parte del salario equivalente a los partidos en el que el basquetbolista esté ausente sin motivo médico seguirá siendo válida. Esta situación disuadió a muchos de no presentarse dado que ya perdieron una cuantiosa suma debido a la suspensión de varios partidos por el coronavirus.

Sin embargo, con la NBA a un mes de volver, empiezan a aparecer los casos de jugadores que deciden no estar en Orlando cuando la temporada retome la actividad. El primero en anunciar su ausencia fue el alero lituano Davis Bertans (27) de los Washington Wizards, uno de los equipos invitados a intentar jugarse la chance de entrar en playoffs pese a tener muy pocas chances de lograrlo. Bertans, que será uno de los agentes libres más codiciados a final de temporada, decidió evitar posibles lesiones.

El segundo caso es particular, y habla de la dificultad que presenta el aislamiento al que deberán someterse los jugadores: el alero Trevor Ariza (34), de los Portland Trail Blazers, ha optado por no ayudar a su equipo en su intento de entrar a los playoffs para ver a su hijo, de quien estuvo alejado debido a una disputa por su custodia. Una decisión judicial habilitó a Ariza a pasar un mes junto al niño de 12 años, y el jugador prefirió ejercer ese derecho a perderlo por estar aislado en Orlando.

Dependiendo de si los Blazers entran a playoffs, Ariza podría perder cerca de 2 millones de dólares en salario. Mientras tanto, Bertans estaría renunciando a poco más de 500 mil dólares. La NBA ha previsto esta situación y le permitirá tanto a Portland como a Washington firmar un jugador que reemplace a los basquetbolistas que estarán ausentes en Orlando. Esta lista seguramente irá sumando nombres a medida que la temporada se acerque a su regreso y persistan las dudas entre los profesionales.

Lo más Visto