Internacional

Los argentinos en Turquía, una de las últimas ligas que paró el fútbol

Una de las últimas competecias en juego canceló este jueves su actividad por el coronavirus

Avatar del

Por Alejandro Vieyra

Los argentinos en Turquía, una de las últimas ligas que paró el fútbol

La crisis del coronavirus está afectando de muchas maneras a la sociedad mundial y una de las muchas consecuencias en busca de la prevención ha sido la total paralización del fútbol. La Superliga turca era una de las pocas que resistía en Europa, pero este jueves la Federación Turca de Fútbol (TFF) dictó la suspensión durante un mes del torneo local.

Este viernes tenía que arrancar la fecha 27 y en ella iban a participar un pequeño grupo de futbolistas argentinos, 5 en total: José Sosa, Gastón Campi, Gustavo Blanco Leschuk, Héctor Canteros y Oscar Scarione.

Pese a la situación de pandemia mundial, la TFF había confirmado antes en la semana que su liga iba a continuar en marcha y anunció que las 7 fechas restantes se jugarían a puertas cerradas. Finalmente, debido a la imparable escalada de acontecimientos a nivel mundial sumados a las quejas de jugadores y técnicos por miedo a su propia salud, el fútbol el país otomano también se detiene.

En Turquía se ha registrado un balance de casi doscientos afectados y dos fallecidos hasta el momento. Las actividades sociales fueron suspendidas y se ha establecido el cierre de fronteras, así como la prohibición de ingreso para extranjeros no residentes.

El puntero del campeonato turco es Trabzonspor, equipo de los ex del Pincha Sosa y Campi, con los mismos puntos que Istanbul BB. El principito Sosa hace ya más de una década que juega en Europa, con pasos destacados por Bayern Munich y Atlético de Madrid, y ha disputado 136 partidos del campeonato local turco. Previamente también jugó para Besiktas y hace dos años que juega para los Tigres de Trebisonda, ciudad ubicada en las costa del Mar Negro. El mediocampista santafesino de 32 años participó, hasta la fecha, en 24 juegos y anotó 6 goles.

A inicios de este curso se le sumó Gastón Campi como compañero de equipo. El ex Racing y Estudiantes tuvo un inicio de temporada complicado, pero luego de aclimatarse ganó continuidad y es uno de los marcadores centrales fijos en el esquema del técnico Hüseyin Cimsir. Jugó 17 partidos completos y uno que salió desde el banco.

También llegó este año al fútbol turco, pero desde España, Gustavo Blanco. El ex Arsenal y Deportivo Merlo juega para Antalyaspor y son undécimos en mitad de tabla. El 9 mendocino, que tuvo un destacado paso por el Málaga español, jugó este año 17 partidos y anotó 3 goles. Por su parte, los mediocampistas Héctor Canteros, ex Velez y Flamengo, y Oscar Scarione, inició su carrera en Boca, son compañeros en Ankaragücü, anteúltimo en la tabla y que pelea por no descender.

Sus equipos, finalmente, no jugarán este fin de semana la fecha 27 de la Süper Lig, un campeonato que, de momento, queda pospuesto un mes y se suma, así, a otros 54 torneos domésticos del viejo continente que quedaron cancelados.

Estos últimos días, jugadores y entrenadores, pidieron la suspensión y ahora ven como esas quejas surten efecto. Uno de los más activos en la protesta a través de las redes sociales fue el ex delantero de River, el colombiano Radamel Falcao. El Tigre fue contundente acerca de la situación futbolística en Turquía: “Gente muriendo y nosotros hablando de fútbol”.

A principios de semana, el mediocampista nigeriano John Obi Mikel, compañero en Trabzonspor de Sosa y Campi, rescindió su contrato con el club tras haber expresado sus temores a la epidemia y volvió a Londres con su familia.

Situación general de incertidumbre, con el mundo detenido ante el avance del coronavirus, una enfermedad que ya deja miles de contagiados en 168 países. En Europa, muchos países han cerrado sus fronteras ante el progreso de la epidemia y ya se han detectado casos de deportistas o personas relacionadas con el mundo del fútbol contagiada.

En España destacan los casos del rosarino Ezequiel Garay, jugador del Valencia, o el uruguayo Leandro Cabrera, del Espanyol de Barcelona, que se suman a una lista que no llega a la decena, por el momento, de afectados por el virus COVID-19 en el fútbol español.

Comentarios