Internacional

Las duras palabras de McGregor tras anunciar un nuevo retiro: "Me ofrecen peleas que no me interesan. Me aburrí. Se terminó para mí"

El ex campeón de peso liviano y pluma de la UFC afirmó que dejará la actividad luego de que el coronavirus frustrara su combate con el brasileño Anderson Silva

El 5 de marzo de 2016 quedó marcado como un día histórico para las artes marciales mixtas. Esa noche, en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas y ante casi quince mil personas, el reinado del invencible irlandés Conor McGregor conocía el sabor de la derrota. Su vencedor fue el estadounidense Nate Diaz, que en apenas trece días se preparó para una pelea muy difícil. Eso sí: lo hizo en su peso, welter, y no en el rango de pluma-liviano en el que combatía McGregor. Diaz lo venció en apenas dos rounds.

Esa noche también empezaba una historia que se repetiría en los últimos años: la de McGregor, uno de los peleadores más populares y magnéticos de todos los tiempos, y sus coqueteos con la idea de retirarse. Pese a haber firmado la chance de una revancha con Diaz, apenas un mes después de la derrota el irlandés anunciaba via Twitter que había "decidido retirarse joven". Finalmente, tras un ida y vuelta que incluyó la postergación del evento, el 20 de agosto de 2016 McGregor venció a Diaz por puntos.

De ahí en más, la relación de McGregor con el deporte que lo vio saltar al estrellato se complicaría. Después de ganarle el título de los livianos a Eddie Alvarez en septiembre y transformarse en el primer campeón en dos categorías distintas, la UFC decidió quitarle el cinturón de los pluma por inactividad y el irlandés respondió dedicando la mayor parte del año siguiente al nacimiento de su primer hijo y la publicitada exhibición con Floyd Mayweather, que perdió por puntos el 26 de agosto de 2017.

Mayweather-McGregor, 26/8/17
McGregor peleó con Mayweather el 26 de agosto de 2017

Las hostilidades entre la UFC y uno de sus hijos pródigos no cesaron en 2018: en abril, tras seis meses sin pelear, McGregor era despojado de su cinturón de campeón de los livianos. El regreso del irlandés al octágono recién se dio en agosto y, por segunda vez en cuatro peleas en cuatro años, volvería a ser con derrota, esta vez ante el ruso Khabib Nurmagomedov, a quien desafiaba para volver a ser el rey de los livianos. Pasaron seis meses más, llegó marzo de 2019 y con él otro anuncio y otro retiro.

Una vez más le duró poco: en enero de 2020 McGregor volvió con todo y le ganó al welter Donald Cerrone por nocaut en apenas 40 segundos. Todo parecía encaminarse para un duelo de antología con el brasileño Anderson Silva y quizás una revancha con Nurmagomedov, pero llegó el coronavirus y con él, un nuevo retiro para McGregor. "Tenía mis planes listos para la temporada, y ahora sólo espero y me ofrecen peleas que no me interesan", afirmó en una entrevista. "Me aburrí del juego, se terminó para mí".

  • Conor McGregor
Comentarios