Internacional

Las dudas de los tenistas amenazan al US Open

Varios de los mejores jugadores del circuito expresaron sus reparos respecto a la realización del torneo en medio de las restricciones impuestas por el avance del coronavirus

Las dudas de los tenistas amenazan al US Open

Las dudas de los tenistas amenazan al US Open

La temporada tenística del 2020 fue una de las más afectadas por el efecto del COVID-19 en la actividad a nivel mundial: la necesidad de trasladar a los jugadores por vía aérea hace que sea muy difícil realizar la mayoría de los torneos, y así varios de ellos fueron cancelados desde que los circuitos ATP y WTA se suspendieran en marzo pasado. De entre ellos, el más resonante fue sin dudas el histórico Grand Slam de Wimbledon, que no se disputará en el All England londinense como todos los años.

Por supuesto, la gran preocupación de la Federación Internacional de Tenis (ITF, según sus siglas en inglés) reside en que sus principales cuatro competencias anuales puedan disputarse, y ante la cancelación de Wimbledon, el foco se puso en Roland Garros y el US Open, dado que el Abierto de Australia llegó a jugarse en febrero (sus campeones fueron Novak Djokovic y Sofia Kenin). En el caso del Abierto francés, su nueva fecha será el 20 de septiembre. Con el US Open, en tanto, persisten las dudas.

El próximo lunes, la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA, según sus siglas en inglés) anunciará su decisión. Su idea es iniciar el campeonato el 31 de agosto, pero esta posibilidad está amenazada por dos frentes de conflicto: el que presentan las restricciones impuestas a los traslados debido a la posibilidad de transmisión de coronavirus, y el que han generado las movilizaciones en contra de la violencia policial y el racismo que se desataron tras el asesinato de George Floyd en mayo pasado.

En este sentido, el US Open se ha encontrado con resistencia de parte de un actor fundamental: los propios tenistas. El primero en expresar su preocupación fue Novak Djokovic, uno de los mejores jugadores del mundo, que además agregó que había "hablado con varios tenistas que se oponen a ir hasta allí". "Son condiciones muy extremas como para jugar, y no creo que sean sustentables", afirmó respecto a la idea de la organización de imponer la llamada "burbuja" donde los jugadores serían aislados.

Un tenista que usó sus redes sociales para comentar sobre la realización del Abierto de Estados Unidos fue Nick Kyrgios, que afirmó que "la ATP planea seguir adelante con el torneo y eso es muy egoísta con todo lo que está pasando en este momento". "Obviamente hablo del COVID, pero también de los disturbios, creo que son desafíos que hay que superar antes de seguir adelante", concluyó. De cara a la importante decisión respecto del US Open, las opiniones se dividen y las preocupaciones aumentan.

Comentarios