Internacional

La skater profesional más joven del mundo salvó su vida de milagro: Sky Brown y una caída que da miedo

La joven sufrió un duro accidente mientras entrenaba con miras a competir en los Juegos Olímpicos, pero afirmó que esta lesión no impedirá que siga adelante con su sueño

Sky Brown (11) es un auténtico prodigio del deporte mundial. La niña nacida en Japón (hija de padre británico) prácticamente vino con un skate bajo el brazo por la influencia de su papá Stewart, que había vivido en los Estados Unidos antes de mudarse a tierras niponas y llevó con él la actividad que su hija empezó a desarrollar desde una edad muy temprana. Cuando su padre vio el talento naciente en Sky, acordó con ella que la familia viviría la mitad del año en EE.UU. para que pudiera nutrirlo.

En 2016, a los ocho años, Brown participó del importante Vans US Open, lo que la hizo la skater más joven de la historia del torneo. Dos años después, tras haber conseguido un segundo puesto en las finales asiáticas de la disciplina, apareció en el programa de televisión estadounidense Dancing With The Stars: Juniors, donde además de llevarse el premio mayor llamó la atención de la marca de ropa deportiva Nike, que al firmarle contrato la convirtió en la atleta profesional más joven del mundo.

Ya convertida en profesional, la joven Sky tomó una decisión que marcaría su futuro. En lugar de competir bajo la bandera de su país natal, lo haría para la Federación de Skate Británica. En ese tiempo también se conoció una noticia: Brown no tiene entrenador, sino que aprende sus trucos a través de YouTube, donde es además una usuaria muy popular con casi 5 millones de vistas de sus propios videos. Esta táctica parece funcionar: el año pasado fue tercera en el Campeonato Mundial y quinta en los X Games.

El éxito de su precoz carrera la llevó a tomar la determinación de ir por la clasificación a los Juegos Olímpicos que se realizarán en su país de origen, donde el skate debutará como disciplina olímpica. Brown iba a convertirse en la atleta más joven de la historia de Gran Bretaña en el evento clasificatorio que iba a realizarse en el mes de mayo, pero tras su suspensión se quedó entrenando en la casa de su familia en el estado de California. Allí sucedió un accidente que estuvo cerca de ser trágico.

El 28 de mayo, Brown fue llevada en helicóptero a un hospital tras una caída durísima, inconsciente y con graves lesiones: quebraduras en su brazo y muñeca izquierdas y varias fracturas de cráneo. "Sky cayó de cabeza en la rampa, sobre su brazo", contó su padre, que agregó que "tiene suerte de estar viva". Sin embargo, la niña dejó un mensaje positivo en un video publicado en su Instagram, en el que afirmó que "mi casco y mi brazo me salvaron la vida, pero esto no me para: iré por el oro en Tokyo".

Comentarios