Internacional

La entrevista completa con Marco Materazzi: Su amor por Boca, el intento de Diego Milito por Racing y qué pasaría si juega con Daniel Osvaldo y De Rossi

El italiano campeón del mundo con Italia en 2006 le brindó una entrevista exclusiva a TNT Sports y habló de todo: La Bombonera, el cabezazo a Zidane en la final y el arrepentimiento por no haber jugado con la camiseta azul y amarilla

Marco Materazzi, mano a mano con TNT Sports

Marco Materazzi habló en exclusiva con TNT Sports y dejó en claro su amor por Boca. De hecho, hizo la entrevista con una camiseta del club y mostró el tatuaje que se hizo. Además, recordó el cabezazo de Zinedine Zidane en la final del Mundial 2006, su paso por el Inter, Lionel Messi, Diego Maradona, Juan Román Riquelme, el intento de Diego Milito por hacerlo de Racing y más.

La periodista encargada de entrevistarlo fue Florencia Maignon, mientras que hubo un traductor de lujo: Daniel Osvaldo. A continuación, las frases del italiano:

"Estoy en mi casa, en Peruggia, tranquilo. Acá empezamos a salir un poco. Ahí no sé cómo es, pero acá empezamos a salir un poco. Por suerte en mi ciudad la gente es tranquila y disciplinada. En otras partes de Italia no están respetando mucho y es un problema grande. Sí, paso a paso, de a poco. Hace dos días que se puede salir un poco. Pero como hubo 600 contagiados el último día, sobre todo en Milán y Turín, en algunos sectores no es tan flexible. Algunos equipos empezaron a entrenar, pero no en grupo sino individualmente. Extraño San Siro, La Bombonera, los estadios que te transmiten algo especial".

¿Cómo nació su amor por Boca y La Bombonera? "Porque mi hijo es hincha de Boca y porque tuve la posibilidad de asistir a un superclásico en La Bombonera, donde lamentablemente el resultado final no fue favorable, pero fue una de las mejores emociones que viví en mi vida como hincha y como exjugador también. Quizás lo que me falto fue jugar un partido de ese estilo".

¿Le gustaría que su hijo juegue en Boca? "Sí, juega… juega. Ojalá, prefiero en Argentina que me conocen menos".

El fallido partido Boca-Inter: "Uno de mis sueños era jugar el partido despedida de Martín Palermo. Iba a haber un partido entre las leyendas del Inter y Boca que iba a organizar Burdisso y al final no se pudo jugar. Cuando veo ese estadio veo algo especial. Hasta que no lo vivís no sabés lo que se siente… el sabor de atravesar el túnel, donde verdaderamente vas a la guerra. Sabés que representás al equipo del pueblo, que por ahí tuvieron una semana dura de trabajo pero que viven para el fútbol, entonces sabés que jugás para un equipo que da felicidad a muchas personas y querés que tengan una semana de trabajo feliz... todo tiene más sentido".

La camiseta que le falta de Boca: "Sí, me falta una, la de Martín Palermo. Tengo la de De Rossi, la de Carlitos... Cualquiera de Boca es linda".

Daniele De Rossi: "Daniele fue a hacer una experiencia desde el corazón. Era más fácil dejar de jugar. Sin embargo, fue a vivir una experiencia fuerte. Cuando lo vi con la camiseta de Boca, en La Bombonera, un poco me arrepentí, aunque con 10 años de retraso. Podría haber jugado en Boca tranquilamente. Hubiese jugado gratis, era mi sueño. Es una experiencia que uno debe tener en la vida".

La final de Madrid Boca-River: "La vi en mi casa. No es un recuerdo agradable, ni el resultado ni que no se haya jugado en el Monumental. Después del 1 a 0 no pensé que River lo iba a dar vuelta, pero bueno… Ese partido se tendría que haber jugado en Argentina y no en Europa".
 
"Si tengo que elegir, es peor perder la final de la Champions que descender".

Triplete con Inter: "Es lindo porque recordás los momentos que viviste con tus compañeros. Probablemente cuando jugás y ganás, y tuve la fortuna de ganar bastante, no mirás hacia atrás porque querés  ganar lo que viene. Después cuando pasan los años te acordás lo que hiciste. Lo que hicimos nosotros lo han hecho 4 o 5 equipos, Barcelona, Celtic… Es algo histórico y muy difícil de conseguir, cuando después te volvés más grande se disfruta más y te das cuenta que hiciste algo especial. La semifinal con el Barcelona. Como en el Mundial, entre la final con Francia y la semifinal con Alemania me quedo con la semifinal con Alemania porque fue mucho más importante, más linda y decisiva. Es todo un conjunto de cosas. El trabajo del entrenador para mantener un equilibrio con los que juegan menos es importante. Yo digo siempre que los jugadores más importantes a tratar son aquellos que no juegan. Los que juegan siempre encuentran motivación solos y cuando querés lograr los 3 trofeos, entonces significa que vas a jugar 60 / 70 partidos al año y no pueden jugar siempre los mismos, deben jugar 15, 16, o 17... El trabajo del entrenador es intentar hacer que todos los jugadores se sientan participes para lograr los objetivos importantes. Yo pienso que se debe dividir entre todos: dirigentes, entrenador y jugadores. El año anterior al triplete ganamos el Scudetto y luego llegaron, Eto’o, Sneijder, Milito, Thiago Motta y Lucio, cinco jugadores que prácticamente nos llevaron a ganar la Champions y además de eso el staff hizo un trabajo grandísimo".

José Mourinho: "Mourinho es un entrenador que sabe todo de todos. En cualquier momento él siempre tenía la palabra justa para todos, incluso solo con un mensaje. Quizás el veía que un jugador en la semana había bajado el rendimiento y le enviaba un mensaje diciendo que jugaba el Domingo, entonces no podías ni siquiera pensar en desenchufarte. Pienso que sí. Por un lado digo siempre que soy un afortunado de haberlo tenido al final de mi carrera, pero por otro es una lástima no haberlo tenido al inicio. Teníamos un gran grupo en todos los sentidos. Los entrenamientos eran divertidos, muy intensos y atractivos, siempre hacía trabajos dinámicos con pelota. Tuve entrenadores con distintas metodologías. Por ejemplo, Zeman nos hacía correr mucho en los entrenamientos, sin tanto contacto con pelota. Empezabas a correr a la mañana y no sabías cuando ibas a terminar. La diferencia entre tener a Mourinho al final o al inicio es esa. Por suerte lo tuve al final, porque si lo tenía los primeros años de mi carrera, después iba a venir otro que me iba a hacer correr todo el tiempo y para mi el fútbol es otra cosa. Así que fue un privilegio tenerlo al final. Generalmente, cuando no jugás, los lunes en los entrenamientos estás enojado, no tenés ganas. Sin embargo, cuando los entrenamientos son técnicos y te matan con ejercicios con pelota a todo ritmo te da mucho placer, no importa la edad, cosa que quizás no suceda con entrenadores que tienen otra metodología de trabajo".

Compañeros argentinos: "Tuve compañeros argentinos de todo tipo. Algunos más cerrados de carácter, otros alegres. Jugué con muchos de los buenos, menos con Messi. Jugué con Verón, Zanetti, Crespo, Kily González, Cambiasso, Solari, Almeyda, Milito… Verdaderamente me llevé bien con todos y les agradezco porque me ayudaron a ganar todo. Hablo un poco con todos. Cuando fui a Argentina, Diego Milito me quiso hacer enamorar de Racing, pero no lo logró. Fue una experiencia increíble, estuve un día con él, me llevó a conocer el estadio. En cada estadio de Buenos Aires se transmite energía y pasión. Hasta me regaló una camiseta de Racing que dice Materazzi, pero también tengo una camiseta de Boca que me regalo Nico Burdisso, que le tengo mucho cariño. Tengo buena relación con todos".

Los jugadores con los que jugó: "Me daba cuenta, porque cuando los veía temblaba. Cuando llegué al Inter, fui a la revisión médica y estaba Ronaldo en la bicicleta. Para mí fue el mejor jugador de todos los tiempos. Tenía la habilidad de Messi y la fuerza física de Cristiano Ronaldo. Hacía las cosas a 200 km por hora, solo a él lo vi hacer determinadas cosas. Tuvimos un gran encuentro en el Inter. Después tuve la fortuna de jugar con Totti, Del Piero, Crespo, Eto’o, con todos jugué y puedo decir que soy un privilegiado que cumplió el sueño del pibe".

Mario Balotelli: "No es verdad, a Ballotelli le gustaba entrenar. Pienso que las cualidades que tenía Mario a los 16 años no las tenía nadie. Hacía cosas que no eran normales para un chico de su edad. Tenía una calidad increíble. Mario a los 18 años ya había ganado todo: Champions, Scudetto, Copa Italia, Super Copa Italia, todo… pero no pudo mantener ese nivel de los inicios de su carrera.

Enfrentamiento con Ibrahimovic: "Después de cuatro o cinco años decidí inventar esa rivalidad con Zlatan. Le voy a estar agradecido toda la vida porque si no se hubiera ido al Barcelona no hubiera venido Eto’o que nos ayudó a ganar la Champions".

"Yo era un jugador del estilo de Boca: vida o muerte, agresivo y duro. Sí, seguro, pero cada tanto me encontraba con la pelota y hacía goles".

El cabezazo de Zidane en la final: "En su momento lo decían para enmascarar otras cosas. Pero al final, me pongo a pensar ¿Qué hice en la final? Hice dos goles, no esta tan mal ¿no? Yo pienso que cuando entrás a la cancha no existen Messi, Maradona o Riquelme. Estamos todos en el mismo lugar, luchando por lo mismo. Somos 22 jugadores que debemos tener respeto. Al final, ese era un partido muy importante… él hizo un gol, pero yo también hice el mío… éramos dos jugadores iguales que estábamos luchando por el mismo objetivo".

¿Qué camisetas tiene? "Tengo demasiadas. Tengo de todos, Ronaldo, Zidane, Messi, Maradona, Pelé".

¿Cómo marcaría a Diego Maradona? "Me hago la señal de la cruz"

Lautaro Martínez: "El Inter lo trajo a Europa. Para mí todavía tiene mucho para dar. Si no se va a Barcelona a fin de año se irá en el futuro. Pero en el Inter es uno de los jugadores más importantes, sino el más importante. En Barcelona, por más que Messi esté enamorado de él, no va a ser el más importante o uno de los más importantes".

¿Qué argentino le gustaría ver en el Inter? "Messi".

No jugó en Argentina: "Lamentablemente no... Por mí, Boca... en Argentina solo jugaría en Boca".

Comentarios