Internacional

La difícil situación social que se vive en Colombia a horas del partido de River en Barranquilla

En medio de la tensión que se vive en territorio colombiano, el "Millonario" tiene que jugar este miércoles frente a Junior por la Copa Libertadores

Por Martín Castilla

La difícil situación social que se vive en Colombia a horas del partido de River en Barranquilla

La difícil situación social que se vive en Colombia a horas del partido de River en Barranquilla

Rutas y avenidas recorridas por multitudes, asfaltos transitados en busca de un escape, estaciones convertidas en trincheras y represión. En el medio, el fútbol. Son horas en las que el Gobierno de Colombia renueva una y mil veces el llamado a negociar con las organizaciones que participan de las protestas sociales en contra de la reforma tributaria. La calma no llega y la tensión sigue. La Conmebol volvió a programar partidos de la Copa Libertadores en Colombia y, entre ellos, hoy está la visita de River a Junior, en Barranquilla, por el grupo D

Tras el paro nacional iniciado el 28 de abril pasado, el presidente Iván Duque recurrió a la "asistencia militar" para reprimir las protestas y ese accionar causó más de 40 muertes. La Defensoría del Pueblo de Colombia informó que el número de víctimas asciende a 41 civiles y un miembro de la fuerza de seguridad. Las movilizaciones que se han dado en casi toda Colombia, con mayor intensidad en ciudades como Cali y Bogotá, no han terminado...

Hace una semana, tres partidos que debían jugarse en Colombia por las copas Libertadores y Sudamericana fueron trasladados a Paraguay, como consecuencia de la convulsión social. Para esta semana, la Conmebol cambió de posición y volvió a programar partidos en territorio colombiano. Las multitudinarias marchas en Cali y en Bogotá amenazan con propagarse en cualquier momento por otras ciudades.

En el estadio Romelio Martínez, donde jugará River, un grupo de manifestantes convocó por redes sociales a una movilización horas antes del partido. “Si no hay paz, no hay fútbol”, reza la consigna. En este escenario, mañana, Mineiro visita al mudado América de Cali (Grupo H). Además, mañana, en Pereira, Atlético Nacional de Medellín recibirá a Nacional. 

Sucesión de imágenes de batallas en las que manifestantes quieren descargar sus pancartas ocupan la agenda del país. En Barranquilla -donde juega River- todavía hay marchas, aunque de manera pacífica. Si bien se anunciaron actos en la previa del partido, las autoridades dicen tener garantizada la seguridad. Colombia, un suelo en el que cohabitan la presión social y el fútbol.

Comentarios