Internacional

La Formula 1 se ajusta por el coronavirus

Williams y Racing Point se suman a McLaren entre las escuderías que han anunciado suspensiones para parte de sus trabajadores y reducción salarial para sus ejecutivos y pilotos. Se espera una reducción drástica en el presupuesto para la temporada 2021

Las escuderías que conforman la F1, máxima categoría del deporte motor a nivel mundial, se encuentran en el centro del debate por el coronavirus por dos motivos. Por un lado, se han asociado con el gobierno de Gran Bretaña en la producción de tecnología para la lucha contra el avance de la pandemia, y por otro, tras la suspensión de la primera parte de la temporada 2020, se preparan para un futuro en el que deberán hacer fuertes ajustes presupuestarios para sobrevivir a las pérdidas que esta ocasiona.

En este sentido, la semana pasada la escudería McLaren, que terminó el 2019 entre los cuatro mejores constructores, anunció un fuerte paquete de recortes para afrontar la suspensión temporal de la temporada 2020: a partir de abril, una porción de sus empleados serán licenciados por dos meses sin goce de sueldo, mientras que la parte restante de la compañía verá recortados sus salarios. Esto incluye tanto a los ejecutivos como a sus dos pilotos, el británico Lando Norris y el español Carlos Sainz.

Se esperaba que otras escuderías tomaran decisiones similares, y así fue como en las últimas horas se conoció que dos de los equipos con menor presupuesto de toda la categoría, la tradicional Williams y la pequeña Racing Point, han tomado la decisión de licenciar a parte de su staff sin goce de sueldo para evitar despidos masivos ante las fuertes pérdidas que supone la falta de competencia. Ambas compañías anunciaron que sus medidas son efectivas desde el 1º de abril e incluyen a sus pilotos y ejecutivos.

En el caso de Williams, los conductores George Russell y Nicholas Latifi han visto sus sueldos recortados en un 20%, mismo porcentaje que se le descontará a los ejecutivos de la escudería. En tanto, las licencias a los empleados, “parte de un paquete mayor de medidas de ahorro”, serán hasta fines de mayo. “Estas decisiones no han sido tomadas a la ligera, y nuestro objetivo es proteger los trabajos de todos para que puedan regresar a sus puestos una vez que la situación lo permita”, afirmaron.

Racing Point, propiedad del multimillonario Lawrence Stroll, le recortó el sueldo en un número no especificado a sus pilotos, el mexicano Sergio Pérez y Lance Stroll, hijo de Lawrence, y posicionó “a parte del staff en licencias temporarias”. En tanto, la F1 anunció que el presupuesto para 2021 se reducirá de los 175 millones de dólares iniciales a un número que podría ser cercano a los 150 millones, y que para ahorrar costos, las escuderías podrán usar el mismo auto en la temporada actual y en la próxima.

Comentarios