Internacional

La F1, ¿cerca de un acuerdo para 2021?

Después de muchas controversias, la máxima categoría del automovilismo mundial estaría cerca de establecer un presupuesto máximo de 145 millones de dólares para sus escuderías en la temporada 2021

Fórmula 1(EFE)

Fórmula 1 | EFE

La difícil situación que atraviesa el deporte debido a la pandemia del coronavirus parece haber hecho mella en una de sus disciplinas más millonarias: tras una gran cantidad de idas y vueltas respecto al tope que se establecería para los gastos que pueden realizar en la próxima temporada, las escuderías que conforman la Formula 1 estarían cerca de llegar a un acuerdo en el que el presupuesto máximo del que dispondrán será de 145 millones de dólares, afirmaron recientemente sus máximas autoridades.

Se trata de una pelea que lleva casi un año de arrastre, pero cuya génesis puede encontrarse mucho antes en el tiempo. La desigualdad en la inversión entre las grandes casas matrices y los equipos pequeños que dependen de sponsors y benefactores millonarios es una cuestión histórica para la F1, y ha ocasionado que las escuderías que son fabricantes de sus propios motores y ostentan el respaldo de marcas de peso histórico como Mercedes y Ferrari marquen una enorme diferencia con sus competidores.

Recientemente el director de una de las escuderías más jóvenes de la categoría, Racing Point (equipo que fuera Jordan, luego Midland, también Spyker y Force India, hoy propiedad del multimillonario Lawrence Stroll), Otmar Szafnauer, había abogado por mayor igualdad en la F1 conminando a sus rivales a "no ser egoístas" y reconocer el estado crítico de las finanzas de Racing Point y otras marcas como Haas, Renault y Williams y cómo esto impacta en su competitividad a la hora de salir a las pistas.

Szafnauer había reconocido que el tope de 140 millones que barajaba el Formula One Group podía ser demasiado bajo para las estructuras de escuderías como Ferrari, cuyo director Mattia Binotto había amenazado con potencialmente retirar a sus autos de la competencia si se veía obligado a reducir considerablemente su personal, y esta consideración parece haber sido puesta en práctica por la categoría. En este sentido, el director deportivo Ross Brawn anunció la inminencia de un acuerdo entre las partes.

"Nuestros objetivos son asegurar competitividad y sustentabilidad para la F1, y quedó claro que para conseguirlo debemos ajustar costos", afirmó Brawn mientras revelaba que "ha habido muchas conversaciones y estamos en la parte final de las tratativas". Sin embargo, advirtió que "la discusión será cuánto más podemos reducir el gasto en un futuro", lo que coincide con la preocupación del presidente de la FIA Jean Todt, que alertó que el número deberá acercarse a 120 millones en los próximos años.

Comentarios