Internacional

La F1 aporta tecnología a la lucha contra el coronavirus: fabricará respiradores y protección

A través del denominado “Project Pitlane”, siete escuderías se unieron para asistir al Reino Unido en su búsqueda de contención diseñando respiradores para hospitales. Además, McLaren proveerá máscaras protectoras que diseñará en sus propios tallere

El gobierno británico confirmó hoy que recibirá ayuda desde la elite del deporte mundial en su iniciativa por redoblar los esfuerzos necesarios para detener el avance de la pandemia del coronavirus en sus territorios. La Formula 1 aportará su significativo potencial tecnológico (que se encuentra ocioso tras la suspensión de las primeras carreras de la temporada 2020) en la resolución de uno de los grandes problemas que ocasiona el virus: la necesidad de respiradores para asistir mecánicamente a los enfermos.

Desde las últimas semanas, las divisiones tecnológicas de siete de las escuderías que integran la categoría se unieron al departamento de Salud británico en la iniciativa llamada “Project Pitlane” (Proyecto Línea de Boxes) que busca atacar el problema desde varios ángulos diferentes. Así, Aston Martin, BWT, Haas, McLaren, Mercedes, Renault y ROKiT aportarán su conocimiento para ayudar en la producción actual de respiradores, adaptar implementos existentes (como pulmones mecánicos) y diseñar una nueva alternativa.

La rápida respuesta de los equipos de F1 a la hora de diseñar e implementar nuevas tecnologías, así como el gran número de profesionales capacitados que los integran, convenció al Reino Unido de la necesidad de integrarlos a esta tarea fundamental. De hecho, en las últimas horas se conoció que un prototipo no invasivo conocido como CPAP (sigla en inglés de Presión Aérea Positiva Continua), diseñado en menos de mil horas por técnicos de la categoría, comenzará a ser probado para su uso en pacientes de coronavirus.

El CPAP, según afirmaron fuentes de la Universidad de Londres que contribuyeron a su ensamblaje, ayuda a más del 50% de los pacientes a no desarrollar la necesidad de ser transferidos al modelo tradicional e invasivo de respirador. Dicho implemento fue desarrollado inicialmente por los técnicos de la escudería Mercedes. Entretanto, sus contrapartes de McLaren anunciaron que están en condiciones de fabricar en serie una máscara protectora con filtro de aire incorporado para ayudar a los trabajadores de salud en su tarea.

En cuestión de días, afirmaron en McLaren, su fábrica estará lista para proveer a los hospitales de esta capucha que posee incorporados un visor plástico para cubrir los ojos y un pequeño filtro de aire conocido como HEPA (sigla de aire particulado de alta eficiencia) alimentado por un ventilador a batería que se monta en la cintura, ayudando a proteger las vías aéreas del trabajador. La tecnología fue desarrollada junto a Ventilator Challenge UK, asociación sin fines de lucro que colabora con el gobierno británico.
 

Comentarios