Internacional

Jugó en Boca de la mano de Carlos Bianchi y hoy trabaja en una ambulancia, la increíble historia de Adrián Gunino

Adrián Gunino, uruguayo que pasó por Boca, se retiró del fútbol a los 28 años y actualmente trabaja de camillero en una ambulancia

Adrián Gunino junto a Medel e Insúa(INSTAGRAM)

Adrián Gunino junto a Medel e Insúa | INSTAGRAM

Luego de romperla en Danubio y en la selección Sub-20 de Uruguay, Adrián Gunino llegó a Boca allá por la temporada 2009-10 de la mano de Carlos Bianchi, que en ese momento era manager. En ese mercado de pases, el uruguayo llegó al Xeneize junto a Federico Insúa y Gary Medel, por ejemplo.

A pesar del esfuerzo y las ganas, el Colorado nunca se pudo afianzar en Argentina y apenas disputó un partido con la camiseta del Xeneize. Tras su salida de Boca, fue a Toulouse de Francia y su carrera comenzó a levantar vuelo. Sin ir más lejos, llegó a jugar en La Liga de España, donde tuvo que enfrentar a Cristiano Ronaldo y compañía.

Sin embargo, a los 28 años decidió colgar los botines y nunca más volvió a jugar de manera profesional. Su último club fue el Fénix de Uruguay. "Al jugador le cuesta mucho ir a buscar trabajo. Mi currículum era de una hoja. Con los ahorros pensé en ponerme un negocio. Tuve canchas de fútbol 5, un local de alquiler de coches e invertí en ganado. En alguno me fue bien y en otros mal. Hoy estoy de camillero en una ambulancia", reconoció Gunino, en diálogo con El Último Arco.

Y en la misma línea, cerró: "A los 28 años terminé mi carrera por un cúmulo de cosas. Finalizó mi contrato con Fénix, esperé seis meses y no surgió nada. El manejo empresarial y dirigencial me agotaron".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Un recuerdo en Boca #Medel #Insua

Una publicación compartida por Adrián Gunino (@adriangunino) el

Comentarios