Internacional

Insólita idea de los hinchas checos: vieron el clásico de la liga en un autocine

La Fortuna Liga volvió con uno de sus platos fuertes y un cine decidió poner una pantalla para que los fanáticos del Viktoria Plzen pudieran ver el partido desde sus autos

1/7
El autocine para ver el encuentro en República Checa(EFE)

El autocine para ver el encuentro en República Checa | EFE

El autocine para ver el encuentro en República Checa(EFE)

El autocine para ver el encuentro en República Checa | EFE

El autocine para ver el encuentro en República Checa(EFE)

El autocine para ver el encuentro en República Checa | EFE

El autocine para ver el encuentro en República Checa(EFE)

El autocine para ver el encuentro en República Checa | EFE

El autocine para ver el encuentro en República Checa(EFE)

El autocine para ver el encuentro en República Checa | EFE

El autocine para ver el encuentro en República Checa(EFE)

El autocine para ver el encuentro en República Checa | EFE

El autocine para ver el encuentro en República Checa(EFE)

El autocine para ver el encuentro en República Checa | EFE

La competición más importante del fútbol checo, conocida como Fortuna Liga, había suspendido sus actividades el pasado 12 de marzo por el avance de la pandemia del coronavirus. Pero ante el éxito de la campaña de prevención, el país (que lleva poco más de 9 mil contagiados y 317 muertes registradas) decidió volver a abrir sus actividades progresivamente. Tras dos meses exactos, el pasado 12 de mayo la Asociación de Fútbol de la República Checa decidió que la actividad futbolística volvería el martes 26.

Se habían jugado 24 fechas hasta el momento, en las que el vigente campeón Slavia Praga había seguido demostrando su dominio haciéndose claramente con la punta del campeonato, aventajando por ocho unidades a su más inmediato perseguidor, el Viktoria Plzen (que se llevó el torneo en 2018). En el reinicio de la liga, el Slavia debía viajar a Mladá Boleslav para enfrentar al equipo del mismo nombre, sexto en las posiciones, mientras que el Viktoria tenía un duelo difícil: jugaría en Praga ante el Sparta.

Si bien el otro equipo de la capital no está pasando por sus mejores años (su último campeonato fue en 2014) y se aferra a los puestos de clasificación a la Europa League, es uno de los más poderosos del fútbol local y su estadio, el Letna, es uno de los más imponentes del país. Por supuesto, el Sparta no podría hacer pesar su localía dado que los partidos se jugarían casi sin público, pero aún así las autoridades sanitarias le permitieron a 300 fanáticos acceder al estadio para mostrar su apoyo.

Ante esto, los fanáticos del Viktoria Plzen no se quedaron atrás: en las afueras de su propio estadio, el Doosan Arena, se armó un improvisado autocine (pantalla gigante mediante) y una buena cantidad de aficionados del Viktoria pudieron acercarse para observar la vuelta del fútbol. La efusividad de los hinchas checos es conocida, y así se vieron escenas de aliento propias de la cancha: cánticos, hinchas con sus torsos descubiertos y hasta bengalas se hicieron presentes para acompañar la velada.

 

Para delirio de sus hinchas, Viktoria pisó fuerte en el Letna: el equipo del argentino Iván Díaz (que no jugó) aventajó a su rival con el gol del mediocampista Lukas Kalvach a los 26 minutos y ratificó su dominio del encuentro ni bien comenzaron los segundos 45 minutos a través del centrodelantero francés Jean-David Beauguel. El descuento conseguido por el ingresado delantero sueco David Karlsson le sirvió de poco al Sparta, que quedó noveno con 35 puntos. Mientras, el Viktoria sigue segundo con 53.

Comentarios