Internacional

Europa piensa un fútbol sin hinchas

La realidad mundial se ha visto alterada por la pandemia mundial de coronavirus y ya sabemos que tras esta tragedia sanitaria y económica nada será igual. La frase "volver a la normalidad" queda fuera de moda, por diversos motivos inaplicable a una realidad que nos va a exigir por un tiempo prolongado modificar nuestra forma de relacionarnos y vincularnos

Por Pablo Giralt

UEFA(EFE)

UEFA | EFE

La UEFA en las ultimas horas tomó la determinación de priorizar la finalización de las ligas locales, por encima de los torneos continentales -entiéndase-Champions League y Europa League. Según lo trascendido en diferentes medios europeos, Aleksander Ceferin (Presidente de la UEFA) confirmó la postergación de amistosos de selecciones y liberó para los meses que restan del año las fechas; y de esta manera lograr enderezar el rumbo de los calendarios.

Otros de los temas que surgieron de la reunión es que los contratos que finalizan el 30 de junio se van a extender hasta acabar lo que queda de competición correspondiente a la campaña 2019-20. También los clubes europeos saben que una vez que comiencen a levantarse las restricciones habrá una pretemporada -necesaria- para poder poner a punto a los futbolistas.

Las especulaciones son muchas respecto de la vuelta de la actividad. Los más optimistas piensan en terminar las ligas y las competiciones europeas entre julio y octubre/noviembre. La idea del ente madre del fútbol europeo es un nuevo formato de competiciones hasta poder regularizar el calendario.

La pregunta más difícil de contestar es cuando se jugarán las Eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022 y si ademas deberán modificar su formato para poder llegar a tiempo, pero esto quedará para otro momento.

La única certeza a esta hora es que cuando regrese el fútbol en el Viejo Continente será con estadios a puertas cerradas, no habrá público. No permitir que se vuelva a repetir un Atalanta-Valencia -la bomba biológica del coronavirus-

Debemos acostumbrarnos a pensar un nuevo escenario mundial, con partidos sin aficionados. Es a priori, la mejor manera de cuidar a los protagonistas y a los propios hinchas de todo el mundo. Cuesta pensar en un fútbol con estadios repletos al menos hasta dentro de un largo tiempo, aguardando que la medicina encuentre la vacuna para este maldito virus.

Comentarios