Internacional

Escándalo en el duelo entre Hoffenheim y el Bayern Munich

El líder del torneo aplastó por 6 a 0 al equipo de Sinsheim aunque el encuentro debió frenarse varias veces por insultos de la hinchada visitante

Jugadores del Bayern Munich recriminaron a sus hinchas por insultar al presidente del club rival. Foto: EFE(EFE, EPA)

Jugadores del Bayern Munich recriminaron a sus hinchas por insultar al presidente del club rival. Foto: EFE | EFE, EPA

Un verdadero escándalo sucedió hoy en Alemania donde se jugó una nueva fecha de la Bundesliga. De visitante, el Bayern Munich goleó por 6 a 0 al Hoffenheim pero llamativamente, lo más destacado ocurrió fuera del campo de juego.

En un momento del encuentro, los hinchas del conjunto líder del torneo comenzaron a insultar al presidente del club rival. No conformes, los fanáticos desplegaron algunas banderas para cargar contra Dietmar Hopp, accionista mayoritario del Hoffenheim.

El árbitro del encuentro decidió parar el partido y enseguida tanto jugadores como cuerpo técnico del Bayern se acercaron a la tribuna donde se encontraba su hinchada para pedir calma. La escena también tuvo un gesto para destacar en uno de los palcos donde Karl-Heinz Rummenigge, presidente del Bayern, abrazó a Hopp a modo de disculpa.

El dirigente del conjunto de Munich bajó al campo de juego también para recriminar la actitud de los hinchas que estaban enardecidos. Tras una suspensión de cerca de 15 minutos, se reanudó el encuentro que ya tenía cifras definitivas.

En un contexto de mucha tensión, los goles fueron convertidos por Gnabry, Kimmich, Zirkzee, Coutinho (en dos oportunidades) y Goretzka. Pero lo insólito ocurrió, luego de los tantos y la suspensión por unos minutos del partido.

Al reanudarse el encuentro, los jugadores del Bayern Munich decidieron protestar abiertamente contra los insultos de su hinchada pasándose la pelota entre ellos esperando que los insultos acabaran.

Hopp ha sido el blanco de insultos de diferentes hinchadas y en varios estadios por hinchas que están en contra de la idea de que los clubes sean sociedades anónimas. Lo cierto es que tanto jugadores como dirigentes del Bayern tuvieron una actitud de fair play con sus colegas rivales, a pesar de la goleada.

Comentarios