Internacional

El rugby de los Estados Unidos, en bancarrota por el coronavirus

La junta que preside USA Rugby decidió en las últimas horas presentar un “chapter 11”, lo que equivale a declarar la asociación en bancarrota. Las pérdidas por la pandemia, claves en la decisión. Sus seleccionados podrán participar en los Juegos Olímpicos

Los jugadores estadounidenses al del partido de la Copa Mundial de Rugby entre Inglaterra y Estados Unidos en el estadio Kobe Misaki.(EFE)

Los jugadores estadounidenses al del partido de la Copa Mundial de Rugby entre Inglaterra y Estados Unidos en el estadio Kobe Misaki. | EFE

La suspensión de todas las actividades relacionadas al deporte desde el pasado 20 de marzo se cobró la primera víctima en el mundo del rugby: la asociación que preside al desarrollo del deporte en los Estados Unidos, llamada USA Rugby, acaba de afirmar que se presentará en bancarrota ante lo que define como “problemas financieros imposibles de remediar”. La compañía, que emplea 350 trabajadores, atravesará un “chapter 11“ (proceso similar a la convocatoria de acreedores) que le permitirá seguir operando.

Fundada en 1975 y con sede en Lafayette, Colorado, USA Rugby cuenta (según su página web) con alrededor de 120.000 asociados en las distintas ramas del deporte, desde juveniles, pasando por colegios secundarios, universidades y profesionales. Actualmente, el rugby se cuenta como uno de los deportes de más rápido crecimiento en las comunidades y el público de los Estados Unidos. En 2018, la World Rugby organizó el Mundial de Seven en San Francisco, evento que convocó un récord de 100 mil espectadores.

Es justamente World Rugby, la entidad madre de la disciplina en el mundo, la que anunció que acompañará a USA Rugby en este proceso, brindándole apoyo logístico y permitiéndole a los equipos de la asociación seguir compitiendo normalmente en los torneos profesionales que se desarrollen mientras dure el proceso de reestructuración que deberá atravesar. De hecho, no está en duda la participación de los equipos masculino y femenino en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (que se desarrollarán en 2021).

La llegada (por primera vez desde 1924) de sus equipos a los Juegos Olímpicos había sido uno de los puntos más altos de la gestión de USA Rugby, ya que el seven de EE.UU. atravesó un duro proceso de clasificación durante la serie de World Rugby 2018-19 hasta quedar en el segundo lugar a nivel mundial superando a potencias como Nueva Zelanda, Sudáfrica, Inglaterra, Australia e incluso al seven argentino, que quedó en noveno lugar pero se clasificó a la cita olímpica en el Sudamericano de la categoría.

La presidenta de USA Rugby, Barbara O’Brien, se mostró compungida pero optimista ante el anuncio. “Es el momento más duro de esta organización y esta determinación no fue tomada livianamente”, advirtió. “Junto a nuestros accionistas y fanáticos, seguimos enfocados en el esfuerzo de construir una comunidad balanceada en la que el deporte pueda crecer de forma orgánica”. “Consideramos que esta fue la decisión más acertada para fundar las bases de la futura estabilidad del deporte”, afirmó O’Brien.

Comentarios