Internacional

El ídolo de River que casi llega a Boca de la mano de Mauricio Macri: "Estuve a un paso de firmar"

Marcelo Salas, uno de los grandes ídolos de River, no dio vueltas y afirmó que estuvo a un paso de firmar con Boca

Salas estuvo cerca de jugar en Boca(LA NACION/COLABORADOR)

Salas estuvo cerca de jugar en Boca | LA NACION/COLABORADOR

Marcelo Salas, uno de los grandes ídolos de River, sorprendió a todos y afirmó que estuvo a un paso de firmar en Boca antes de llegar al Millonario. Pero finalmente hubo diferencias económicas y la negociación se cayó.

"Llega mi representante en ese momento y me dice 'Marcelo, hay una opción de Boca Juniors'. Ya venía de dos o tres años en la U, fue a mitad de año el '96 y me quería ir, quería buscar otras opciones, probarme en otro nivel de juego y me quería ir. Fuimos, estuve en La Bombonera, estuve reunido con (Pedro) Pompilio en ese momento, que era el vicepresidente del club, estuve a pasos, a una firma en el fondo. Y ahí es donde nace la historia", manifestó el chileno, en un Live de Instagram con Catenaccio Sport.

Y en la misma línea, contó por qué se cayó su pase al Xeneize: "El acuerdo económico no estaba. Yo me reúno y me dicen vamos a préstamo. Yo, con mi representante al lado, digo 'no, yo no vengo a préstamo. O me compran o no. Porque si vengo a préstamo por tres meses y me pasa algo, me vuelvo a Chile y no salgo nunca más".

"Yo estuve concentrado en el hotel de Boca. (Carlos) Bilardo me dice 'mañana a las 10 entrenamos' y yo le digo que no puedo entrenar, que no he firmado un contrato. 'Si mañana me traen el contrato y me compran, voy a entrenar mañana. Pero si no, no'. Ahí está la historia, y creo que es verdad por lo que voy a contar después, que le preguntan a Bilardo 'qué hacemos. Lo compramos o no lo compramos'. Y ahí Bilardo dice no: 'nunca un chileno ha triunfado acá'. Esa es la frase", sostuvo Salas.

Y por último contó cómo fue el reencuentro con Mauricio Macri, que en ese momento era el presidente de Boca: "Después de un tiempo me encontré con Macri y me dice, bien en forma argentina: 'Marcelo, has sido el mayor dolor de huevos que he tenido'. Le pregunto por qué: 'Porque no te compramos'. Para mí al final fue muy bueno. No me compran, vuelvo a Santiago, jugué esa semana contra Huachipato en el sur, ganamos y el martes llega mi representante y me dice 'Marcelo, te quiere River'. Y yo digo que está claro que si me quiere River me tiene que comprar".

"Al final me hicieron un favor, porque llegué a River en un momento espectacular, un equipazo. En ese momento Boca era una gran institución, lo que quieras, pero no estaba en un nivel importante, estaba con muchos problemas internos y también de club. Entonces lo mejor que me pasó fue llegar a un buen equipo y una institución bien armada", cerró.

Comentarios