Internacional

"El descenso es lo peor, te queda marcado para toda la vida", aseguró el campeón del mundo Joan Capdevila

El ex futbolista español, que levantó obtuvo el Mundial 2010 con la Selección de España, fue consultado por la comparación entre perder la categoría o una final contra tu clásico rival

Joan Capdevila fue el lateral izquierdo de España en el Mundial 2010(EFE)

Joan Capdevila fue el lateral izquierdo de España en el Mundial 2010 | EFE

Desde que River le ganó la final de la Copa Libertadores a Boca en el 2018 que quedó instalado el debate sobre qué es peor: si perder una definición continental ante tu clásico rival o descender. Quien se sumó a la discusión es Joan Capdevila, ex compañero de Juan Román Riquelme en el Villarreal y campeón del mundo con la Selección de España en el 2010.

"El descenso es lo peor. Si estás en la final, uno tiene que perder, pierdes un título. Pero lo importante es estar en la final. Obviamente que del subcampeón nadie se acuerda, pero lo importante es que has hecho bien las cosas y estás en una final. No todo es tan malo", argumentó.

Capdevila, que se desempeñaba como lateral izquierdo, decidió retirarse en 2017. Sobre el debate, sentenció: "En cambio un descenso sí, te queda marcado para toda la vida".

En tanto, reveló que le quedó la deuda pendiente de jugar en el fútbol de Argentina. "Me hubiera encantado jugar en el fútbol argentino y vivir la fiesta que se vive en las tribunas, lo veo desde España y es de otro planeta", reconoció en diálogo con Secta Deportiva.

"Imaginarme el estadio de Boca lleno, me dijeron que hasta se mueve el vestuario cuando alienta la gente. Me quedé con ganas de jugar un partido en La Bombonera, verla llena es espectacular. En el Monumental, en cambio, está la pista de atletismo y la gente está un poco lejos", aportó.

Por último, recordó la historia de Andrés Iniesta previa al Mundial de Sudáfrica 2010. "Iniesta venía de una lesión y estuvieron a punto de no convocarlo. Pero él lo superó y al final nos dio el Mundial. Al final todo es superarse, no sólo en el fútbol, sino en la vida. Siempre hay un hueco para la esperanza, no hay que perderla nunca. Él nos dio una lección de cómo superar ese mal trago. Un caso similar es el de Cazorla, que volvió a la elite tras 11 lesiones", señaló Capdevila.

Comentarios