Internacional

El atleta que rompió un récord insólito con fines solidarios: corrió la milla más rápida ¡en jeans!

Como parte de una iniciativa solidaria, el corredor Johnny Gregorek tuvo una ocurrencia que recaudó miles de dólares y cumplió con su cometido sin dificultades

El apellido de Johnny Gregorek (28) tiene historia en el atletismo de Estados Unidos: su padre, John Gregorek Sr., compitió en carrera con vallas para el equipo olímpico en los Juegos de Moscú 1980 y Los Ángeles 1984. Además, en los años '80 su madre Christine Mullen fue finalista para ingresar al equipo olímpico, también en disciplinas de carrera. Con todo esto, el destino de Johnny parecía marcado, y por eso no sorprendió a nadie cuando comenzó a correr medias distancias de forma competitiva.

En 2016, Gregorek llegó al sexto lugar en las eliminatorias para entrar al equipo que compitió en los Juegos de Rio 2016, y de ahí en adelante su carrera creció progresivamente: tras cinco años de competir en los circuitos universitarios, primero en Columbia y luego en Oregon, terminó tercero en el campeonato de los Estados Unidos de 1500 metros y clasificó para el Mundial de Londres 2017, donde fue décimo. Dos años después, en los Panamericanos de Lima, logró la medalla plateada de la disciplina.

En medio de todo esto, la tragedia golpeó a su familia. En marzo de 2019, su hermano Patrick murió de manera inesperada a los 21 años. Johnny reveló entonces que Paddy, como lo llamaban, había luchado contra estados depresivos y de ansiedad que le dificultaban su vida diaria. En las semanas posteriores a su muerte, su hermano se comprometió a trabajar con instituciones de ayuda a personas con problemas de salud mental, reuniendo fondos y ayudando a generar conciencia sobre estas problemáticas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

As the world looks for hope and unity in this time of uncertainty, I thought it fitting to reflect with you about my brother, Patrick. A man who gives me hope and keeps me motivated every day. It was a year ago today that Paddy passed away. Time has moved slowly since then, and it has been very painful for me to talk about this publicly. However, today I feel different. I feel so grateful to have had such a shooting star for a brother in the first place. Many of you didn’t know Paddy, but it would be a great disservice to him if I let today pass and continued on silently. I’ve attached Paddy’s obituary to my bio for the day if you want to get to know him a little more. I’m eternally thankful for all of you who have been there for me and my family over the past year. Not just my close friends, but the running community as a whole. My brother honestly didn’t care that much about impressive running performances, but he LOVED the characters he met at meets and took great joy in seeing us all chase our dreams. It hasn’t always been easy to toe the line this year, but every time I walk into a track meet, I can feel the love and camaraderie that my brother recognized in this sport. I hope I get the chance to show each of you some love in return. Many of the runners I look up to have spoken up and championed beautiful causes to make the world a little better, so that inspires me to champion Patrick’s cause. Now, more than ever, the world needs more people like Paddy. He would not have been good at social distancing (he was really into bear hugs), but he was the most selfless person I’ve ever known. With that spirit in mind, I’m going to start working with @_amywhatchuwannado to raise awareness for mental health. This is a growing issue in our time and this period of isolation will be difficult for many. It’s unusual for me to come out and say these things on social media, but I feel great about it. My brother was a STRONG dude and when I do things with him in mind, I feel strong too. As the ice melts, spring arrives, and the world tries to heal, I hope you’ll join me in trying to be more like Paddy. Thanks for reading. ❤️

Una publicación compartida de Johnny “The Jet” Gregorek (@johnny.gregorek) el

Una de estas iniciativas vio la luz este fin de semana, y lo hizo de una manera muy particular. Como parte de una iniciativa solidaria, Gregorek se unió a la Alianza Nacional de Ayuda a la Salud Mental (NAMI, según sus siglas en inglés) en pos de batir un récord bastante insólito: la Milla en Blue Jeans. Este evento, que comenzó en 2017, tiene su propia marca histórica, establecida por Dillon Maggard en 4:11.80, y la idea era que Johnny transmitiera en vivo su intento con el objeto de reunir fondos.

En la pista del Masters School de Dobbs Ferry, New York, Johnny se calzó sus jeans (100% de algodón, contó) y mostró su intento por Instagram Live. Durante la transmisión, más de 1.800 fanáticos se unieron para ver la carrera, y se informó que se recaudaron más de 31 mil dólares, con una donación muy especial: Levi's, la marca de pantalones elegida por Gregorek, aportó 5 mil dólares a la causa solidaria. Al final, el tiempo de Johnny fue muy superior al de su antecesor: 4:06.25, un récord solidario.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Johnny “The Jet” Gregorek (@johnny.gregorek) el

Comentarios