Internacional

Después de asegurarse a Werner, el Chelsea quiere a otra joya alemana: va con todo por Kai Havertz

El equipo londinense hará una importante oferta por el joven mediocampista del Bayer Leverkusen al que también buscaron Barcelona, Real Madrid y Bayern Munich

El 15 de octubre de 2016 fue un día histórico para el Bayer Leverkusen. Esa tarde, en una derrota 2-1 ante Werder Bremen, Kai Havertz ingresó en el segundo tiempo por Charles Aránguiz y se convirtió en el jugador más joven en debutar oficialmente con la camiseta del equipo farmacéutico. Tenía 17 años, 4 meses y 4 días. Se trató del último y más importante logro de un futbolista al que el Leverkusen buscó desde el pequeño Alemannia Aachen cuando apenas tenía 11 años, consciente de su enorme potencial.

En su primera temporada como profesional, Havertz se anotó el récord de goleador más joven de la historia del Leverkusen y también llegó a debutar en la Champions League, con una curiosidad: no pudo jugar la vuelta de aquella competición europea ante Atlético Madrid porque al ser entre semana debía rendir exámenes en el colegio. Tal era la historia de un precoz talento al que el Bayer ya consideraba entre las mejores apariciones de su cantera en los últimos años, y al que Alemania miraba atentamente.

Ya en 2018 Havertz se convirtió en un titular indiscutido para el mediocampo del Bayer Leverkusen. Su velocidad y gambeta, combinados con una visión panorámica propia de un jugador más veterano y un muy buen dominio de ambas piernas, le ganaron comparaciones con Mesut Özil y Toni Kroos, además de un apelativo que denota su talento único: alleskönner, o "el que puede hacer de todo". En septiembre de ese año, Joachim Löw lo convocó a la Mannschaft. Debutó con victoria 2-1 en un amistoso ante Perú.

No pasó mucho hasta que su potencial y su juventud llamaran la atención de los principales clubes del mundo. A los 20 años, Kai Havertz es una de las grandes promesas del fútbol europeo, un jugador que puede llenar varios huecos en el mediocampo de los equipos más poderosos del planeta. El primero que puso sus ojos en él fue el Real Madrid, y luego se rumoreó que el Barcelona lo buscaba para comenzar su proceso de reestructuración. Por supuesto, el gigante alemán Bayern Munich no se quedó afuera.

Pero hay un equipo que tras pasar un invierno silencioso para conformar a los evaluadores del fair play financiero volvió a mostrar lo que puede su abultada billetera. Se trata del Chelsea de Roman Abramovich, que ya tiene todo cerrado con el delantero Timo Werner del Red Bull Leipzig y ahora irá por Kai Havertz. El equipo londinense estaría dispuesto a desembolsar cerca de 80 millones de euros para hacerse de sus servicios, y juntarlo con Werner y el ex Ajax Hakim Ziyech en una delantera letal.

Comentarios