Internacional

De campeón con el Napoli de Maradona a vivir en la calle: la dura historia de Pietro Puzone

En los últimos días se hizo viral una imagen que muestra al ex delantero italiano muy desmejorado, viviendo como indigente en las calles de su pueblo natal

La carrera de Pietro Puzone en el fútbol profesional fue breve, y podría decirse que no fue destacada: no jugó en la selección, no convirtió ningún gol histórico ni formó parte de un once que saliera de memoria. Pero los tifosi del Napoli lo recuerdan por dos cosas. Puzone es un hijo pródigo de las categorías formativas del club del sur italiano, y llegó a lo más alto de su carrera con la camiseta de Gli Azzurri en 1986 de la mano de alguien a quien consideraba un amigo: Diego Armando Maradona.

Nacido en febrero de 1963 en la localidad de Azerra, a 14 kilómetros de Nápoles, Puzone realizó todo el recorrido de divisiones inferiores en el club de su ciudad y llegó al ansiado debut con la camiseta celeste en marzo de 1982, en un empate 2-2 ante el Cesena. Saltó a cancha faltando siete minutos. Tenía 19 años. Una semana después, volvió a entrar desde el banco en una derrota ante el Avellino. La falta de continuidad sería una constante para el delantero, que no encontraba lugar en el equipo.

Las temporadas siguientes vieron a Puzone alejarse del San Paolo para buscar minutos: jugó un año en el Cavese de Tirreni y al siguiente, 1983, fue uno de los mejores jugadores de la Serie B en el Akragas de Agrigento. Cuando volvió al club en 1984, un astro llegaba a Nápoles: Diego Maradona. Aunque sólo jugó dos partidos esa temporada, Pietro y Diego formaron un estrecho vínculo. Luego, Puzone pasó otro año cedido en la Serie B y volvió a ser determinante, con 3 goles en 35 partidos en el Catania.

Regresó a tiempo para bañarse de gloria: la temporada '86-'87 del Napoli vio al club consagrarse en la Serie A y la Copa Italia, y aunque Puzone no tuvo minutos, se supo campeón. Serían sus últimos días en Nápoles. En 1987 tuvo un exitoso regreso a Catania, pero sólo pudo jugar dos años más. Afectado por las adicciones, dejó el fútbol a los 27 años. En 2020, volvió a ser noticia, pero no ya por sus logros dentro de la cancha. En su Azerra natal, Pietro se enfrentó a la dura realidad del día después.

Un ex compañero suyo en el Napoli, Giuseppe Bruscolotti, reveló en una entrevista que Puzone vive en las calles de Azerra. "Él es como un hermano menor y sentí mucha tristeza al ver que está en esta situación", afirmó. Ante la noticia, el alcalde de la ciudad intercedió para que el ex futbolista fuera hospitalizado por sus adicciones, y el propio Puzone hizo un mea culpa: "si terminé en esta situación es solo mi culpa, fuera del fútbol frecuentaba amigos equivocados y me dejé llevar", confesó.

Comentarios