Internacional

Daniele De Rossi habló en Italia y volvió a elogiar a Boca: "La Bombonera es el estadio más increíble y sensacional"

El italiano, quien se retiró tras su paso por el "Xeneize", contó en su país cómo fue el paso por el fútbol argentino

Daniele De Rossi jugó en Boca en el segundo semestre de 2019(Fotobaires)

Daniele De Rossi jugó en Boca en el segundo semestre de 2019 | Fotobaires

Daniele De Rossi decidió ponerle punto final a su carrera como futbolista tras un semestre con la camiseta de Boca. Este domingo le brindó una entrevista a Sky Sport para hablar de este paso por el fútbol argentino. "Necesitaría una cuarentena completa para contar lo que experimenté en esos seis meses como emociones", contó entre risas.

"Es un lugar único, muy similar a Italia, más de lo que pensamos, también porque la mitad de ellos son de origen italiano. Viven de la pasión por cualquier cosa, desde la comida hasta la música, hasta la pasión por el fútbol. Es un campeonato que puede discutirse técnica y tácticamente, pero en seis meses no he visto a un jugador retirando su pierna o no dando el 200%", elogió De Rossi.

En este sentido, volvió a halagar a Boca y su gente. "No es querer ser un adulador, porque no me gusta, pero lo más lindo es lo que ves en las gradas. Es una calidez que ya no tenemos en Italia, es pura y desinteresada pasión. La Bombonera es el estadio más increíble y sensacional del mundo, deseo que todos los hinchas del fútbol puedan visitarlo durante un partido de Boca. Me siento privilegiado de haber jugado con él, incluso si no duró mucho", resaltó.

Además, recordó su último partido como futbolista profesional en la derrota 1-0 con Rosario Central. "Perdimos, tuvimos problemas, pero era el escenario correcto para terminar mi carrera", indicó "Lele".

"Cuando hacés el calentamiento en cinco metro cuadrados, puedes ser exigente y decir: 'No estoy jugando aquí'. O dejarte llevar por la pasión de los argentinos para este juego... Para mí fue maravilloso conocer y cerrar la página en Argentina", concluyó.

Comentarios