Internacional

"Cuando falleció mi viejo pensé en la locura de suicidarme y River me ayudó", la fuerte confesión de Emanuel Mammana

El futbolista del Zenit dejó un crudo relato de lo que vivió tras el fallecimiento de su papá

Emanuel Mammana y un crudo relato tras el fallecimiento de su padre. Foto: Fotobaires(EFE, EPA)

Emanuel Mammana y un crudo relato tras el fallecimiento de su padre. Foto: Fotobaires | EFE, EPA

Mientras el mundo continúa atravesando la dura pandemia de coronavirus, en Rusia el futbolista Emanuel Mammana evoluciona de la operación de rodilla a la que se sometió en Rusia durante la cuarentena.

El jugador del Zenit aprovechó a hablar y recordar una de las situaciones más duras por las que tuvo que atravesar en su vida: el fallecimiento de su padre.

Cuando falleció mi papá sentí ganas de largar todo después del fallecimiento de mi viejo, ya había perdido a mi mamá... Pensé en dejar el fútbol, incluso pensé en la locura de suicidarme. Lo quise hacer dos veces.

"Sentí ganas de largar todo después del fallecimiento de mi viejo, ya había perdido a mi mamá... Pensé en dejar el fútbol, incluso pensé en la locura de suicidarme. Lo quise hacer dos veces", arrancó contando el central.

Y siguió: "fue muy difícil, muy difícil. Fueron dos o tres meses que me costaron muchísimo. Pero pese al dolor pude ir saliendo. Y River me ayudó. Me di cuenta de que en casa habían luchado tanto para que yo llegara que no podía tirar todo por esa tristeza. Tenía que cumplir el sueño de mi papá: él quería que llegara a Primera."

Además, contó que River lo ayudó mucho en esta etapa. "Ahí estaba en la pensión y desde el club me apoyaron al 100%. De hecho, al funeral de mi papá vinieron tres Traffic con todos los chicos a saludarme. De a poco, con toda esa ayuda -y pensando en el esfuerzo que él había hecho para que pudiera jugar al fútbol- comprendí que tenía que darle para adelante y cumplir mis sueños. Por mí y por mi papá.", detalló.

El futbolista recordó también que de chico "he pasado hambre. A veces iba a entrenar sin comer. Y muchas veces, eh... Hasta que llegó un momento que tuve que irme a vivir casi tres años a la pensión de River porque en casa no teníamos plata ni para ir a entrenar, ni para comprar alimentos… Por eso gracias a River soy lo que soy.

Sobre el Muñeco, Mammana sólo tuvo palabras de elogio: "Desde el primer día se notaba que era súper profesional, muy trabajador, estudioso y muy inteligente. Percibías que era un entrenador que quería ganar..." Y sobre Gallardo, cerró en diálogo con Olé: "es muy exigente en el buen sentido de la palabra. Siempre te pide más. Además, apoya a todos por igual. Es lo mismo para todos. Y eso era lo que a los más pibes más nos motivaba: sabíamos que si jugábamos bien, íbamos a ser titulares. Eso, al mismo tiempo, exigía que los más grandes fueran cada vez mejores porque si no, entraban los de abajo."

Comentarios