Internacional

¿Cómo se decidieron las sedes brasileñas para la Copa América?

Desde la agitada noche del domingo cuando Argentina se bajó del torneo continental pasando por el lunes de designación de Brasil como sede única hasta el martes a la noche que tanto el Jair Bolsonaro como Alejandro Domínguez confirmaron cuatro sedes, pasaron cosas. Entérate del detrás de escena de estos días de alta tensión.

Por Fernando Czyz

La Copa América se jugará en Brasil(Conmebol)

La Copa América se jugará en Brasil | Conmebol

En el transcurso del domingo se precipitó la decisión de la baja de Argentina de la Copa América que ratificó Conmebol pasadas las 22 tras un ida y vuelta con el Gobierno Nacional. Desde ese momento el torneo de selecciones más antiguo del mundo entró en un sube y baja de emociones que tuvo su punto culmine ayer con la designación de cuatro sedes sin ciudades importantes como San Pablo, Belo Horizonte o Porto Alegre entre las elegidas.

Luego de la comunicación entre el Gobierno Brasileño liderado por Jair Bolsonaro, la CBF con Rogério Caboclo a la cabeza y la Conmebol con Alejandro Domínguez como principal protagonista, quedó sellada el lunes cerca del mediodía que Brasil asumía la organización total de la Copa América.

Con el cronograma original de partidos y el mismo esquema para las cuestiones operativas quedaban determinar las sedes que asumirían estos encuentros  en un calendario que mantenía el Brasileirao, la Copa de Brasil y la Serie B del torneo local en continuidad de acción.

Lo primero que pidió Conmebol fue tener la final en Río de Janeiro para repetir la operatividad de la final de la Libertadores 2020 en enero, que permitía aprovechar todo el trabajo realizado para este evento además de tener un escenario mítico como el Maracaná para la definición, tal como había sido en 2019 con la consagración del local ante Perú.

Luego surgió la idea de respetar una zona norte en el Nordeste del país y otra en el centro-sur con epicentro en San Pablo, pero a este punto y durante todo el lunes y martes la política brasileña empezó a jugar y fueron modificándose los escenarios para la Copa América.

Finalmente se optaron por sedes con garantía ‘bolsonarista’ y se ratificaron los estados de Brasilia -donde será el encuentro inaugural-, Mato Grosso (la ciudad de Cuiabá), Goiania (la ciudad de Goiás) y Río de Janeiro las elegidas con la posibilidad de una quinta para el cronograma final.

Primero fue el Jefe de Gabinete local, Luiz Ramos, desde el Palacio del Planalto (Sede de Gobierno en Brasilia) que ratificó estas cuatro sedes, luego tomó la palabra el propio Jair Bolsonaro para darle carácter de confirmado al torneo. Más tarde, en una comunicación en portugués, Alejandro Domínguez repitió las mismas cuatro ciudades.

Todavía resta definir y repartir los 20 encuentros de ambos grupos de la primera fase en las sedes y luego los ocho de la segunda fase para que las diez selecciones del continente puedan ultimar los detalles de la logística.

Comentarios