Internacional

Chelsea se queda con la vedette del mercado europeo: Timo Werner será jugador de los Blues

El delantero del Red Bull Leipzig tendría todo acordado para pasar a la Premier League tras que el equipo londinense le ganara la pulseada al Liverpool de Jürgen Klopp

Timo Werner será jugador del Chelsea(EFE)

Timo Werner será jugador del Chelsea | EFE

Su nombre se había convertido en uno de los más mencionados del mercado de pases, pero su historia había comenzado mucho antes. En 2013, cuando apenas tenía 17 años, cuatro meses y 25 días, Timo Werner debutó en un partido de clasificación para la Europa League de ese año que su equipo, el Stuttgart, jugaba ante el Botev Plovdiv búlgaro, y al hacerlo se convirtió en el jugador más joven en debutar oficialmente en el equipo que hoy milita en la 2. Bundesliga, segunda categoría del fútbol alemán.

El Stuttgart descendió de la primera en 2016, lo que llevó a que Werner, que ya era una de sus máximas estrellas, se uniera al recién ascendido Red Bull Leipzig. Ese año, el equipo de la bebida energizante fue la revelación, alcanzando la clasificación a la Champions, y Werner el goleador del campeonato, con 21. Su ascenso meteórico lo llevó a la Mannschaft, donde convirtió sus primeros goles en la Confederaciones 2017 para luego jugar el Mundial de Rusia 2018 con la histórica camiseta número 9.

Todos estos logros lo convirtieron en una pieza muy deseada por los equipos más importantes del continente, que veían en Werner (24) a un delantero muy completo, que puede jugar como punta de lanza y goleador pero también compartir el frente de ataque con un compañero desde una posición más retrasada. Durante la primera parte de la temporada, fuertes rumores ubicaban al alemán como una de las prioridades del Real Madrid para reemplazar a Karim Benzema, pero su nombre sonaría en otras latitudes.

Quizás pueda pensarse que de todos los equipos de la élite, el Liverpool de Jürgen Klopp sería uno de los que menos problemas podría tener en el ataque. Después de todo, el letal tridente liderado por el egipcio Mo Salah y que completan el brasileño Roberto Firmino y el senegalés Sadio Mané tiene también al belga Divock Origi y al reciente refuerzo japonés Takumi Minamino como alternativas. Pero el exigente Klopp fue claro con su obsesión: quería a Timo Werner. Sin embargo, alguien se le adelantó.

55 millones de euros separaban a Werner de la Premier, el costo de su cláusula de salida, que expira el 15 de junio. La dirigencia de Liverpool dudaba en pagar ese dinero por un suplente, y apareció una billetera abultada: la del Chelsea de Roman Abramovich, que ya cerró al marroquí Hakim Ziyech del Ajax y veía a Werner como un complemento perfecto. Según reportes, el equipo londinense le ofreció cinco años de contrato a Werner, que volaría a Inglaterra en las próximas horas para firmar con los Blues.

Comentarios